Páginas

¿Sabes esa sensación cuando un chico mono te sonríe y te quedas como embobada y se te empieza a caer la baba? Pues eso es lo que me pasa a mí cuando veo una tienda, sólo que multiplicado por cien. (Confesiones de una compradora compulsiva)

domingo, 22 de diciembre de 2013

¿Por qué?


¿Por qué?, ¿por qué qué?

¿Por qué en un momento de mi vida decidí que me gustaría ser blogger?


Quería saberlo todo sobre moda, saber qué y cómo se llevaba.
En un momento dado tienes que cumplir "las normas" si no lo haces eres un "friky", "nerd" o vete tu a saber. Cuando creces, si no sigues las normas eres igual, pero ya no te importa lo que digan o piensen de ti.
Entonces buscas las tiendas que vendan lo que quieres, te decides a adaptar lo que venden a lo que tu quieres llevar y vas creando tu propio estilo.
Buscando y queriendo saber, llegé a webs de revistas de moda, pero lo que de verdad me influyó son los blogs, personas normales, con sueldos normales y no estrellas de Hollywood.

En este punto, decidí no esconderme, si me gusta una camiseta de hombre, y encaja con mi estilo, me la compraré, me la pondré y la lucire con orgullo. Si algunos blogs me ayudaron, ¿por que no hacerlo yo? Además, sin duda alguna escribir me ayuda a mi.
La parte que más me gusta del blog es mi proyecto "COLABORA", en el que bloggers o no, mis lectoras podran formar parte de el blog como a mi me gustaría poder formar parte de otros. Recibir diversos post, de diversas personas, con diferentes estilos hace grande el blog.

Y despues del rollazo que acabo de soltar no os dejo sin algun look, es lo justo.
Aquí os dejo un look cómodo y que utilizo con frecuencia aunque siempre cambiando detalles ;)




No hay comentarios:

Publicar un comentario