Páginas

¿Sabes esa sensación cuando un chico mono te sonríe y te quedas como embobada y se te empieza a caer la baba? Pues eso es lo que me pasa a mí cuando veo una tienda, sólo que multiplicado por cien. (Confesiones de una compradora compulsiva)

viernes, 25 de abril de 2014

LO ROMPEMOS TODO

Ya os había avisado, esta semana colaborábamos dos veces, pero esta colaboración es un poco diferente, no dejo de enseñaros mi look y además... bueno, ya lo descubriréis.

Hoy os traigo un look más elegante que creo que es ideal para una de esas cenas con amigos.




Ahora, Raquel de Rompiendo los esmaltes os propone una manicura que podáis hacer en casa a juego con el look :)

Sin más dilación y para no hacer el post infinito, paso a la manicura, para la que he 
estrenado (con muchas ganas) una de mis nail tapes (la cinta de color rosa que llevo 
para remarcar la manicura francesa).


En cuanto al resto, he usado un rosita muy cuqui y pasteloso (el Nº 133 de Astor
Fashion Studio). Para terminar apliqué una capa de color blanco en las puntas (con 
el tono 51 (French White) de la antigua línea Colorama de Maybelline New York.


Para terminar, os pongo de forma rápida los pasos a seguir para esta manicura:

- Aplicar una base para proteger la uña.
- Aplicar dos capas del esmalte rosa (o del que queráis usar).
- Poner la nail tape.
- Pintar las puntas de las uñas con el blanco (u otro color).
Los dos últimos pasos los podéis hacer en el orden que queráis, porque así, si quedan 
imperfecciones las tapáis con la cinta :)

Si queréis ver más manicuras, no dudéis en pasaros por su blog :)

¿Os animáis a haceros una manicura como esta? ¿Combináis vuestras uñas con el look siempre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario